miércoles, 19 de junio de 2013

El Plan de Marketing Digital, posiblemente la mejor inversión para una Pyme

Artículo publicado originalmente en CatEconomica.com

A diferencia de las grandes, las pequeñas y medianas empresas no cuentan con amplios recursos y presupuestos para dedicar a inciativas de marketing. Una limitación que, sin embargo, les permite ser más ágiles a la hora de tomar decisiones y pasar a la acción.


En el caso concreto del marketing digital, las diferencias no son tan significativas y los beneficios son muy similares cuando no mayores.

Conseguir nuevas ventas, fidelizar a los clientes actuales y una mayor presencia y notoriedad de la marca en internet y las redes sociales son algunos de los principales beneficios que una pequeña y mediana empresa puede obtener al desarrollar un plan de marketing digital.

Mientras que aspectos como el conocimiento de los clientes y el entorno, la creatividad de las acciones, la experiencia en la ejecución y la agilidad en la toma de decisiones, cuentan más que el presupuesto.

Pero no debemos caer en el error de creer que lo digital es gratis y que cualquiera es capaz de hacerlo. Desarrollar con garantías un buen plan de marketing digital requiere pensar, actuar, comprobar y ajustar.

Pensar tiene que ver con dar respuesta a la pregunta ¿qué queremos? Es la parte relacionada con la estrategia y es donde se concretan los objetivos, se identifican las características de los clientes a los que nos queremos dirigir y se analiza el entorno digital (competencia, referentes, iniciativas) en el que nos vamos a mover.

Actuar es centrarse en el ¿cómo lo conseguimos? Dónde vamos a participar, cuándo lo vamos a hacer y de qué manera. Definir acciones, fijar tiempos y asignar recursos de forma eficiente para llevar a cabo cada una de las acciones es lo que se detalla en el plan de acción que ha de servir para dar forma a la estrategia.

Comprobar ¿por qué obtenemos estos resultados? y si no son los que esperábamos encontrar los desvíos y los motivos por los que se han producido y realizar los ajustes necesarios, tiene que ver con el análisis de resultados desde la perspectiva de negocio.

Una de las grandes ventajas del marketing digital es que podemos disponer de resultados en un plazo de tiempo muy breve desde el lanzamiento de cualquier inciativa o acción.

Tanto por su estructura como por su conocimiento de los clientes y por la agilidad para tomar decisiones, responder a estas preguntas es bastante más sencillo para una pequeña y mediana empresa que para una gran corporación.

Las pymes tienen muy claro qué es lo que necesitan (objetivos), tienen una relación de proximidad con sus clientes que hace que conozcan muy bien sus necesidades (plan de acción) y son ágiles a la hora de tomar decisiones (análisis de resultados). Por esto y porque los beneficios que pueden obtener son verdaderamente considerables, desarrollar un plan de marketing digital es posiblemente la mejor inversión que una pequeña y mediana empresa puede hacer hoy en día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Bookmark and Share