viernes, 31 de diciembre de 2010

Un año de cambios

Se acaba el 2010.

Un año que empezaba sin propósitos concretos, pero con mucha ilusión.

Un año duro, muy duro en lo personal. Un año de partidas, un año de ausencias a las que uno no sabe si algún día se acostumbrará.

Un año de decisiones. La más importante, que mi futuro profesional dependa de mí, del valor que sea capaz de ofrecer a las personas que confíen en mí y no de una coyuntura económica o de una reorganización empresarial.

Un año en el que he aprendido muchas más cosas de las que pensaba. Un año en el que, de nuevo, he vuelto a conocer a personas extraordinarias tanto en lo personal como en lo profesional. Un año socialmente excelente.

En definitiva, un año de cambios que se acaba como empezó, sin propósitos para el 2011 pero con mucha ilusión ... y algunos proyectos en marcha ;-)

Feliz Año Nuevo a tod@s!!!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Bookmark and Share