sábado, 25 de abril de 2009

¿Crisis?¿Qué Crisis?

Escribir un post con este título el día después que se ha hecho público que el número de parados en España ya supera los cuatro millones de personas puede parecer desafortunado e incluso puede haber quien piense que es una falta de respeto. Nada más lejos de mi intención. Más bien todo lo contrario, entre otras muchas razones porque he vivido esta situación dos veces en mi carrera profesional y la última muy recientemente.

La idea del post me surgió a raíz de asistir al Iniciador que se celebró en Barcelona el martes de ésta misma semana. Iniciador es un evento donde se reúnen potenciales emprendedores en fase de lanzamiento o de evaluación de una idea de negocio. El éxito que está experimentando (cada vez son más las ciudades españolas donde se celebran los eventos de Iniciador) demuestra, por si había alguna duda, que España es un país de emprendedores y que en épocas de crisis como las actuales, una parte importante de la juventud sigue apostando por ganarse la vida con sus propias ideas.

Reconozco que al recibir (por Twitter y Facebook) la invitación para asistir, no tenía nada claro si lo haría o no. Los videojuegos nunca me han apasionado y por ello, a priori, no estaba excesivamente motivado por la historia de Meristation, el proyecto empresarial que se iba a comentar. Pero, sinceramente, el acto me sorprendió de forma muy grata porque las experiencias que explicó Pep Sánchez me hicieron reflexionar sobre algunos aspectos relacionados con la situación actual de crisis que estamos viviendo.

Para los que estamos alrededor de los 40 (mis queridos +40 de un post anterior) ésta es la tercera vez que afrontamos una crisis. La primera fue la de 1992 propiciada por la resaca de los Juegos Olímpicos. La segunda empezó en el año 2000 y a los que estamos en el sector tecnológico nos pilló de lleno ya que fue la conocida crisis de las puntocom. Es decir que para nosotros esto de la crisis no es algo nuevo. O dicho con otras palabras, que si hemos sido capaces de superar dos crisis también seremos capaces de sobrevivir a esta.

Supongo que el hecho que Meristation sea la primera web de contenidos de videojuegos en español fue uno de los motivos por los que la sala estaba llena de gente mayoritariamente joven (me atrevería a decir que había bastantes emprendedores en sus “tempranos” 30). A todos ellos les debería sonar muy raro algunas de las cosas que comentó Pep, empezando por lo de las conexiones a Internet con módems, las reivindicaciones para tener tarifa plana o cuando nombró a Pep Vallés (¿?) y la venta del buscador Olé (¿?) a Terra (¿?), filial de Telefónica, por 2.000M de Ptas (¿y eso cuántos € son?). Tres son las enseñanzas, relacionadas con la crisis, que los emprendedores de poco más de 30 años pudieron obtener. Que lo de la especulación no es algo nuevo ni exclusivo del sector inmobiliario; que se puede tirar para adelante un proyecto empresarial sin necesidad de financiación externa y que la tecnología y el avance que ha experimentado Internet, sobre todo a raíz de la aparición de la denominada web 2.0, ha permitido que hoy por hoy hayan muchas más oportunidades de las que había en el año 2000 cuando empezó la crisis anterior.

En cualquier caso lo que es evidente es que para afrontar y superar las situaciones complicadas que nos plantea la vida es imprescindible una actitud positiva por nuestra parte. Buscando un título para este post que invitase a hacer un planteamiento positivo a la situación actual de crisis me vino a la cabeza Crisis? What Crisis?, el disco que buscaba consolidar el éxito que el grupo británico Supertramp había conseguido tras varios años intentándolo. Aunque supongo que también tuvieron algo que ver los recuerdos que me hizo revivir Pep Sánchez con su intervención. :-)

2 comentarios:

  1. Genial Kim, i les que vindran, com no ens hi posem, no et sembla?..crec que no tenim ben encarada aquesta crisi, i remedant Supertramp potser hauriem de tenir un Breackfast contundent i començar a treballar seriosament..salut

    ResponderEliminar
  2. Sens dubte aquesta no serà la darrera. El més important és que aprenguem dels nostre erros per no tornar a caure en els mateixos paranys i que ens posem les "piles".

    Gràcies Trina.

    ResponderEliminar

Compartir

Bookmark and Share